5 Tips para Audiciones


Hacer un casting o una audición es una oportunidad pero también puede suponer una situación estresante. Tras un periodo de tiempo tomando clases, desarrollando tus habilidades y convirtiendo la danza en tu pasión, llega ese momento en el que quieres dar el paso y seguir creciendo.


1. No siempre conseguirás lo que quieres: No siempre obtendrás el papel que deseas, pasarás a puntas cuando quieres, obtendrás el trabajo en la compañía que quieres, etc. Esto nos enseña humildad y respeto hacia el proceso, el arte y los profesores que hemos elegido para enseñarnos.

2. Demuestra que eres valioso:  La forma más rápida de perder un trabajo es probándole a tu jefe que no te necesita. Conviértete en alguien indispensable, llega temprano, apréndete el material, prepárate y, sobre todo, tienes que estar dispuesto a trabajar duro. Mantén tus opiniones para ti a menos que te las pidan.

3. Siempre habrá alguien mejor que tú:  Ya se trate de papeles, roles o trofeos, no importa. En lugar de quedar atrapado en el drama de lo que otros están haciendo a tu alrededor, céntrate en las cosas que son buenas, las cosas que necesitas para mejorar y las cosas que te hacen más feliz como bailarín.


4.Siempre alguien más tendrá más que tú o será mejor que tu: Sean puestos de trabajo o dinero o papeles o trofeos, no tiene importancia. En lugar de quedar atrapados en el drama de lo que otros están haciendo en torno a nosotros, céntrate en las cosas que son buenas, en las cosas en las que hay que trabajar y las cosas que nos hacen feliz como bailarín.

5. Hay cosas que no puedes controlar:  No puedes controlar quien te contrata, quien te despide, a quien le gusta tu trabajo o a quien no. No desperdicies tu talento y tu energía preocupándote por cosas que están fuera de tus manos. Céntrate en perfeccionar tu arte, en ser el mejor bailarín que puedes ser.

SER UN PROFESIONAL Y CUÁNTO COBRAR

Ten siempre en mente que tu propia voluntad de tener éxito, es mucho más importante que cualquier otra cosa. - Abraham Lincoln.

Así que si crees que eres un profesional exitoso, compórtate como tal! Lucha por tus metas cada día y no te rindas. Asume una buena actitud y proyecta con optimismo que lograrás todo lo que te propongas, porque lo tienes todo!

gif

Hay quienes entienden que son profesionales y cumplen con todos los requerimientos con una buena actitud, indiferentemente de sus razones personales, el hecho es trabajar y cumplir con los objetivos de la empresa. Pero, en algunos casos los problemas personales, el desánimo del entorno y la inconformidad con el puesto o tarea a realizar son reflejados en los resultados del proceso. Siendo la empresa la única afectada y su imagen en juego.

Debes amar lo que haces y ser bueno; La gente observa y tiene confianza es por la imagen que proyectas, otro aspecto importante es la imagen que trasmitimos; Si nos vestimos acorde al sitio o lugar con calidad, dice mucho de la persona que somos. Aunado a eso, la actitud es fundamental. Si somos personas entusiastas y positivas vamos a recibir buenas vibras. El entusiasmo es contagioso, a pesar de que no sea fácil sonreír, debemos tratar de hacerlo. Pues eso depende mucho la empatía, la tranquilidad del cliente y que se sientan identificados con el servicio prestado o con la empresa.

Siempre llega puntual a las clases, se ordenado, disciplinado y responsable. Tanto con tus compañeros como con el profesor y contigo misma/o, Ser un profesional ético significa que debe velar por los derechos de los otros y procurar en el día a día realizar con excelencia su trabajo.


HONORARIOS


A veces se tiene que trabajar gratis. Si se te pide trabajar gratis, asegúrate de que estás realmente de acuerdo con dicho trabajo. Hay muchas buenas razones para trabajar gratis, y hay muchas otras para no hacerlo. Pregúntate si la causa lo merece, si la experiencia vale la pena, si te traerá alegría.


79 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo