El Correcto Cuidado de las Puntas de Ballet



Las puntas de ballet son un calzado sumamente delicado y necesita de cuidados específicos para mantenerlos en buenas condiciones por el mayor tiempo posible. A continuación te compartiremos algunos tips para prolongar su tiempo de vida.


Aprende a doblarlas:

No lo hagas tal y como llegaron de la tienda, la forma correcta es doblar el talón hacia adentro, después los laterales y hasta el final las puntas.


Manténlas lejos de la humedad:

Como bien debes saber, al bailar los pies sudan. De hecho se cree que el pie puede sudar lo equivalente a medio vaso de agua. Por esto es importante que al terminar, metas tus puntas en una bolsa de rejilla y al llegar a casa las dejes en un lugar fresco.


¡No las expongas al calor!:

Los materiales con los que se hacen las puntas son muy delicados y no son resistentes al calor. No las dejes en lugares calientes o trates de secarlas con secadora de pelo, solo conseguirás que se maltraten.


Usa refuerzos:

Es posible que en algún punto requieras de unas puntas más duras, pero debes de saber que las que ya tienes se pueden reforzar. En este punto te recomendamos acercarte a maestro/a, ellos pueden ayudarte a encontrar la mejor opción.


Ten unas puntas de repuesto:

Para alargar la vida de las puntas que más te gustan, te recomendamos tener dos o más pares para que puedas alternar entre unas y otras en lo que las vas lavando. Esto además de evitar que se deformen, ayudará a repartir el desgaste.


33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo